Bienvenida

‘Dijo Elokim: Haya luz y hubo luz.’ Génesis 1:3

Que la gran luz del entendimiento ilumine nuestros cerebros y purifique nuestros corazones , a fin de que en un ambiente de intelectualidad y de perfecta fraternidad , nos entreguemos a buscar los senderos de nuestra propia superación. Eusebio Baños Gómez

Página del día

LA LUZ PRESTADA - El Espía de DIOS

Menú

viernes, 27 de diciembre de 2013

LA CÁBALA y EINSTEIN.

¿Influyó la cábala en la vida y en el pensamiento de Albert Einstein?
Pregunta difícil de contestar.
Trataremos en este escrito de consignar algunas pistas que nos puedan guiar a establecer dicha relación cábala-Einstein.

Todas las religiones han conservado el recuerdo de un libro primitivo escrito en figuras por los sabios de los primeros siglos del mundo, y cuyos símbolos, simplificados y vulgarizados más tarde, han suministrado a la
Escritura sus letras, al Verbo sus caracteres, a la Filosofía oculta sus signos misteriosos y sus partículas.

El libro de la Kábala atribuido a Enoc, el séptimo maestro del mundo, después de Adán, por los hebreos; a Hermes Trismegisto, por los egipcios; a Cadmo, el misterioso fundador de la Villa Santa, por los griegos; era el resumen simbólico de la tradición primitiva, llamada después Kábbala, Kabbalah o Cábala, de una palabra hebrea, que es la equivalente a tradición.

Es de vital importancia dentro de este breve análisis, tratar de definir qué es la Cábala. En primer término, es la interpretación mística del Antiguo Testamento. Su espíritu universal. Es la expresión de la verdad del
Kosmos.

Cadmo, hijo de Agénor, fundador y rey de Tebas, es poso de Harmonía; dio muerte al dragón de Tebas y fue inmortal (Eliphas Levi). Eliphas Levi (Dogma y Ritual de Alta Magia):

La Cábala es la tradición oral de las sagradas escrituras. Sus enseñanzas se transmitían de labio a oído. Es de origen caldeo. Es el más amplio sentido para poder comprender las fuerzas abstracta s universales. En
Cábala no se admite creación, todo es emanación de lo ya existente. TODO ES.

Pero como de lo que se pretende en este escrito es establecer una relación entre la Cábala y Albert Einstein (Ulm, 1879 – Princeton, 1955), nos corresponde hacerla muy brevemente.

En 1921 frente a un amigo, Einstein expresó la siguiente máxima: “Dios no juega a los dados con el Universo”, y formuló la siguiente pregunta:
“¿Vais a decirle a Dios lo que debe hacer?”.
Se especula que el personaje era el físico alemán W erner K. Heisenberg (Wurzburgo, Alemania, 5 de diciembre de 1901 – Múnich, 1 de febrero de 1976) autor de “El principio de incertidumbre”, el cual explica que simultáneamente no puede conocerse la velocidad y posición de un electrón en el átomo.
La relación específica de Einstein con la Cábala lo menciona su biógrafo Abraham Pais (Amsterdam, Holanda, 19 de Mayo de 1918 – Copenhague, Dinamarca, 28 de Julio de 2000), por primera vez, días antes de su fallecimiento, Einstein le había mostrado su despacho privado. Junto a los consabidos tratados de ciencia, se encontraba un ejemplar del “Libro de la Creación”, obra fundamental en los estudios cabalísticos.

A estos señalamientos debemos añadir las enseñanzas de Isaac Luria (Jerusalén 1534- Safed 1572), místico judío del siglo XIV está considerado como el pensador más profundo del misticismo judío de entre los más
grandes y célebres, y el fundador de la escuela cabalística de Safed. quien redefinió la Cábala con enseñanzas acerca de Dios y el objetivo espiritual de la vida humana.

Luria enseñaba una cosmología en tres etapas comenzando con la existencia de Dios como un pleno infinito de la energía, conocida como EINSOF. Los cabalistas reconocen cuatro planos de Manifestación y tres
planos de Inmanifestación o existencia negativa. Al primero de éstos se le da el nombre de “Ein” (Ain), negatividad; al segundo, “Ein soph”, lo ilimitado, y al tercero “Ein Soph Aur” la Luz Ilimitada. De estas últimas se concentra Kether.

Al formalizarse la creación del Universo, la Cábala nos recuerda que “Ein Soph” se concentró en una pequeña área para permitir el espacio del Ragozini.

También conocido como “Sepher Yetzirah o Emanacion es Divinas” o también “Sepher Ietzirah”.

La Kábala Mística (Dion Fortune) mundo material, dentro de este espacio, Dios emitió un rayo de luz
generativa.

Aprendimos que la misión de todos los seres humanos es la de elevar para reconocer “EL” o trascender al “Einsoph” o Luz Infinita en nosotros y en toda la redención de toda la humanidad.

Cuatro siglos después de Luria, Albert Einstein produjo la ecuación:
E=mc²
.
Puesto en palabras comunes, esta ecuación nos enseña que la energía (E) iguala a la masa (m) multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado (c²).
La correspondencia que Einstein estableció entre masa y energía es profunda. Esto nos indica que nuestro universo realmente está hecho de energía pura. Esta idea podemos representarla en la siguiente ecuación:
m=E/C².

Planteada la ecuación nos enseña que la energía dividida por la velocidad de a luz al cuadrado, la masa puede ser medida cuando la energía hizo más lento el CAMINO. Básicamente la masa es la energía atrapada en la calma relativa.
¿Tenía razón Luria cuando señaló que cada partícula de la cual somos hechos, sólo es una cáscara dentro de la cual existe una perla de energía de la divinidad pura?

Einstein confirmó la verdad de la Cábala

Bernardo Kliskberg (nació en Buenos Aires, economista, descendiente de familia judía-polaca) en 1993, publicó un ensayo sobre Einstein que confirma que éste estaba familiarizado con la Cábala.

Helen Dukas, (17 de octubre de 1896 – 10 de Febrero de 1982) secretaria de Einstein, fue coautora del libro: Einstein: Creador y Rebelde, y asumió la co-edición de una nueva versión de la vida de Einstein: Albert Einstein: El lado humano, en el cual introdujo pensamientos y comentarios que el propio Einstein efectuaba acerca de la Cábala.

En la carta que en 1955 dirigió a la viuda del matemático Michelle Besso (25 de Mayo de 1873, Riesbach – 15 de marzo de 1955, Genoa), Einstein escribió: “La separación entre pasado y futuro no es más que una
ilusión”.

Casualmente la invocación de la manifestación “Ain”, negatividad, una de las sephiras situadas en lo más alto del Árbol de la Vida, nos determinan o señalan que: “Todo el poder que fue o será está conmigo aquí y ahora”.

Gracias al Q:.H:. Sisalo W.

                        
 E.B.G. Jacob Uriel Escalera  M.:.M.:. 
 A.·. L.·. MMXIII   Shalom aleijem






Se ha producido un error en este gadget.

Twitter

Se ha producido un error en este gadget.
Loading...
Se ha producido un error en este gadget.